Seleccionar página

Si parece que 2019 es mucho para vivir, mire hacia atrás al verano de 1969. Los disturbios de Stonewall, las primeras cartas del asesino del zodiaco, las primeras retiradas de tropas de Vietnam y la doctrina Nixon, el alunizaje del Apolo 11, el El incidente de Chappaquiddick, la muerte de Brian Jones y el asesinato de Sharon Tate y, por supuesto, el Festival de Woodstock original no solo sucedió ese verano, todo ocurrió en el lapso de aproximadamente un mes y medio. Los años 60 a menudo se sienten demasiado mitificados como una década, pero luego piensas en todo eso que sucede en un período de 50 días y te preguntas por qué no hablamos más de 69.

Relacionado

Tame Impala, Iggy Pop & King Gizzard & The Lizard Wizard encabezarán el Festival Desert Daze 2022

La música no fue diferente. Casi todas las bandas de rock que asociamos con la década actual lanzaron un álbum clásico al final de la misma, Creedence Clearwater Revival solo lanzó tres de ellos, mientras que las bandas que definirían los años 70 tanto en la corriente principal (Led Zeppelin, Chicago, Three Dog Night ) y el underground (The Stooges, MC5) asomaron la cabeza por primera vez. Fuera del rock, artistas como Isaac Hayes, Nina Simone y Miles Davis continuaron ampliando los límites en la fusión del soul, el funk y el jazz, dentro y fuera de las listas de éxitos. The Archies y Steam tuvieron sus primeros y únicos éxitos No. 1, a pesar de que ninguna de las bandas existió realmente en un sentido convencional, mientras que leyendas del Hot 100 como Elvis Presley y The Supremes encabezaron la lista por última vez. Fue el broche de oro que se merecían los años 60, sin duda.

Para conmemorar este año lleno de acontecimientos en la música y la cultura en la semana del 50 aniversario de Woodstocks, el personal de Nosotros está clasificando nuestras 100 canciones favoritas de un año atesorado por Bryan Adams y los fanáticos de los Mets de Nueva York por igual. Como solemos hacer con las listas de revisión anual de nuestro personal, contamos las canciones si se lanzaron en 69, debutaron en el Hot 100 o alcanzaron el número 1 ese año, pero no si debutaron o encabezaron la lista después de que terminó el año. . Por lo tanto, algunos clásicos lanzados en 69 que se convirtieron en éxitos más tarde, como I Want You Back, Space Oddity o Raindrops Keep Falling on My Head, no son elegibles.

Pero como verá, todavía hay una vergüenza de riquezas: clásicos del pop, estándares de cantautores, perennes del rock FM, odiseas intergalácticas de jazz y rarezas únicas en el 69, todo entre ellos. Siga leyendo y prepárese para ser llevado más alto.

100. Zager & Evans, En el año 2525 (Exordium & Terminus) (No. 1, Hot 100)

Cuando Aldrin y Armstrong pisaron la luna, el logro de ingeniería característico del siglo, la canción número uno en la Tierra era una canción folk-rock sobre la muerte planetaria a causa de la tecnología. Rick Evans escribió 2525 a mediados de los años 60, pero lo dejó de lado hasta que él y Denny Zager necesitaron llenar un concierto regular en un salón. El público se volvió loco por la jeremiada sin versos, y el dúo de Nebraska lanzó la melodía en su propio sello antes de que RCA la recogiera. Aunque lanzaron algunos LP antes de separarse, Zager & Evans siguieron siendo la última maravilla de un solo éxito: solo 2525 llegaron a la lista. Pero este golpe de suerte que conduce y zumba todavía se siente como una transmisión de AM desde un mundo distante. BRAD SHOUP

99. Friends of Distinction, Grazing in the Grass (No. 3, Hot 100)

Ni siquiera había pasado un año desde que Hugh Masekela, paseando con instrumentos de jazz Grass, había encabezado el Hot 100 cuando The Friends of Distinction, un cuarteto vocal de Los Ángeles descubierto por la leyenda de la NFL Jim Brown, lanzó algunas letras rápidas y un montón de trompetas aún más rápidas, y cortó todo el camino de regreso a los cinco primeros. No es difícil ver por qué: el poder de las flores te golpea justo en el pecho en este, una explosión irresistible de soul-pop que pregunta ¿Puedes entenderlo? y se niega mucho a aceptar un no por respuesta. ANDREW UNTERBERGER

98. Wendy y Bonnie, Let Yourself Go Another Time (No figura en las listas)

Comenzando in medias res con un salvaje solo de órgano que se precipita hacia la estratosfera, Let Yourself Go Another Time es una joya de folk-pop inmerecidamente oscura del dúo de hermanas adolescentes Wendy & Bonnie. Los hermanos San Fran se especializaron en armonías inquietantes con florituras psicodélicas y con Flower siendo el apellido honesto de Wendy y Bonnie, ¿qué más podrían haber hecho con sus vidas a fines de los años 60 en el Área de la Bahía? JOE LYNCH

97. Chicago, Preguntas 67 y 68 (No. 24, Hot 100)

El título sugiere un misticismo persistente; la estructura implica ambición progresiva. Pero la producción fue puro pop, y la letra, un monólogo coqueto, predijo el descenso hippie en la jerarquía de Maslow. Questions fue el primer sencillo del álbum debut de la banda; mientras que el primero alcanzó inicialmente el puesto 71, el segundo fue, en un momento, el álbum de rock de mayor duración en la historia del Top 200. Inmaculadamente grabado por Jim Guercio, socio de Chicago desde hace mucho tiempo (quien se curtió en la producción de Buckinghams y Blood, Sweat & Tears), Questions fue estridente y optimista, sin una pizca de psicodelia. Solo necesitaba la década correcta: relanzado en 1971, llegó al top 30. BS

96. Mongo Santamara, Nube Nueve (No. 32, Hot 100)

El percusionista cubano Mongo Santamara fue reclutado para tocar congas en Temptations Cloud Nine, una de las mejores de la serie de petardos de soul psicodélico de Whitfield-Strong que el grupo grabaría a principios de la década, por lo que era justo que su propia banda llegara a probar la canción en su 69 LP Stone Soul. Subiendo el tempo y superponiendo el bajo y la percusión hasta que el ritmo arremolinado levanta un nivel de polvo del demonio de Tasmania, la versión de Santamaras del himno de la lucha es aún más embriagadora y desconcertante que la original, con el grito de dos palabras del falso título extático. demostrando la única letra necesaria. Australia

95. Candi Staton, Preferiría ser la novia de un anciano (que un tonto de un joven) (n.º 46, Hot 100)

Es bastante difícil equivocarse con cualquier cosa que salga de Muscle Shoals a fines de la década de 1960, y el gran éxito pragmático de Candi Statons no es una excepción. El icónico sonido rudo de los estudios FAME sienta las bases perfectas para letras descaradas como Puede que creas que soy una tonta al amar a un hombre que me dobla la edad/ Pero sé por experiencia, chicas, que a veces vale la pena un argumento convincente, antes y ahora, compartido a través del alma más brillante y atrevida. NATALIE WEINER

94. Joe Cocker, Feelin Alright (No. 33, Hot 100)

Traffics 1968 original es genial, pero lo que Joe Cocker hizo, lo que Joe Cocker pareció hacer con prácticamente todas las portadas que tocó, es sublime. Está la maravillosa apertura de piano de Artie Butler, esos urgentes coros de nada menos que Merry Clayton y Brenda Holloway, y Cocker ofreciéndote su mejor interpretación áspera, gutural y valiente. En la versión de Traffic, el título de la canción era una pregunta (¿Feelin Alright?), pero después de que Joe Cocker la cantara, nadie tuvo que preguntar más. ESTÉREO WILLIAMS

93. David Axelrod, The Human Abstract (No figura en el gráfico)

Un espacioso ejemplar del sonido singular del productor, arreglista y compositor de jazz David Axelrod, The Human Abstract resultará especialmente familiar para los fans de DJ Shadow, que lo probaron dos veces en su clásico de rap instrumental de 1996, Endtroducing. Sostenida por un inquietante trabajo de piano y bajo, la pista más larga del segundo álbum de Axelrod como artista es un tributo esotérico al poeta William Blake, al igual que su primer álbum finalmente florece en una exuberante obra orquestal, conjurando un reino expansivo e inescrutable en solo cinco minutos. minutos y medio. No sorprende, entonces, que Shadow lo haya pasado por Midnight in a Perfect World. ROSS SCARANO

92. Billie Jo Spears, Mr. Walker, todo ha terminado (Nº 80, Hot 100)

La versión de Billie Jo Spears de la PTA de Harper Valley escrita por Tom T. Hall se lanzó la misma semana que Jeannie C. Rileys en 1968, pero solo la versión de Riley se convirtió en un éxito, y finalmente superó el Hot 100. Spears tendría que esperar hasta el próximo año para su debut en la lista, con Mr. Walker, Its All Over, igualmente directa, sobre una protagonista de Kansas con ganas de ver Nueva York, pero que encuentra su trabajo allí como secretaria de una gran ciudad lo suficientemente degradante como para enviarla de regreso a Garden City. La respuesta mordaz de las canciones al acoso en el lugar de trabajo (Eso es un montón de manos que se estiran para agarrar las cosas que considero mías) se siente igual de nítida 50 años después, y el detalle lírico es lo suficientemente evocador en su escenario de Manhattan que se siente como un episodio completo de Mad Men en su tiempo de ejecución de tres minutos. Australia

91. Noche de tres perros, Easy to Be Hard (No. 4, Hot 100)

Prácticamente un estándar estadounidense en este punto, cubierto muchas veces, Easy to Be Hard es un lamento penetrante por la insensibilidad casual del hito musical hippie Hair . La banda de rock de Los Ángeles, Three Dog Night, grabó la versión más conocida para su segundo lanzamiento, Adecuado para enmarcar ; alcanzó el puesto número 4 en el Hot 100 en septiembre de 1969. Con una voz fortalecida por la experiencia en el grupo de doo-wop del Bronx, The Rondells, el vocalista Chuck Negron pasa de un canturreo suave a un canto a todo pulmón, aún logrando evitar lo obvio. teatralidad del origen de las canciones. RS

90. Nina Simone, Just Like Tom Thumbs Blues (No figura en las listas)

El álbum de 1969 To Love Somebody , que en su mayoría consiste en versiones de rock de los años 60, se lanzó rápidamente para capitalizar el éxito del álbum en vivo de Nina Simones 68, Nuff Said , pero estuvo lejos de ser un cobro irreflexivo, ya que el cantautor encontró formas nuevas y fascinantes. en estándares de la talla de Leonard Cohen, The Bee Gees y The Beatles. Su interpretación del corte de Bob Dylan Highway 61 Revisited Just Like Tom Thumbs Blues fue una revelación particular, descubriendo una simpatía en su letra y una ternura en su melodía a través de un arreglo íntimo y despojado que casi suena como si perteneciera a la tercera Velvet Underground. álbum que hace que el original se sienta frágil en comparación. Australia

89. Cass Elliot, Haz tu propio tipo de música (No. 36, Hot 100)

Aunque solo fue un éxito modesto, la oda de Elliot a actuar por su cuenta fue una evolución crucial en el pop autorreferencial. El año anterior, Elliot simplemente se había ponchado: su álbum debut fracasó y fue noticia nacional cuando su residencia de tres semanas en Las Vegas cerró después de una sola actuación horrible. Bajo esta luz, el pop resplandeciente de Make Your Own Kind of Music (escrito por Cynthia Weil y Barry Mann) brilló aún más desafiante. En el siglo XXI, la canción se convirtió en una piedra angular de la pantalla chica, con momentos icónicos e inspiradores en la banda sonora. licenciatura

88. Bob Dylan, esta noche me quedaré aquí contigo (No. 50, Hot 100)

Pocos podrían haber predicho el resurgimiento de Bob Dylan en medio del tumulto social de 1969 como baladista country en el Skyline de Nashville bañado por el sol. Pero lo que a las canciones les faltaba en actualidad, lo compensaban en atemporalidad, nada más que en la discreta Tonight Ill Be Staying Here With You. Dylan demuestra encajar de forma natural en la tendencia del país hacia el ingenio económico y los fuertes conceptos líricos centrales, mientras ruega sobre suaves sábanas de guitarra slide para su intención de defenestrar sus herramientas para escapar mientras se va a la choza para pasar la noche. Es el suave inverso del espinoso Dont Think Twice, Its All Right, y se siente como el descanso nocturno ganado con tanto esfuerzo al final de un largo viaje de décadas para Dylan. Australia

87. Neil Diamond, Sweet Caroline (Nº 4, Hot 100)

Esta conmovedora canción pop fue el primer éxito de Diamonds entre los cinco primeros en el Hot 100 (como artista; había llegado allí anteriormente con un par de canciones que escribió para The Monkees). Si bien él continuaría teniendo éxitos más altos en la lista, Sweet Caroline se ha mantenido como el más seguro de los diamantes para complacer a la multitud en conciertos durante 50 años. Y nadie se atrevería a hacer correr una cerveza durante el canto infalible, o la derramarían en el camino de regreso a su asiento con cada empujón de brazos ¡tan bueno!, ¡tan bueno!, ¡tan bueno! PABLO GREIN

86. King Crimson, hombre esquizoide del siglo XXI (no figura en la lista)

Con un impulso infernal para crear algo que nadie había escuchado nunca, los progenitores del rock progresivo King Crimson entregaron lo más pesado para llegar a la música convencional de finales de los 60 con 21st Century Schizoid Man. Flanqueado por una cacofonía sostenida y chirriante y la combinación más espeluznante de guitarra y saxofón imaginable, el colectivo se aventuró en un territorio desconocido que abrió un camino que abarcó generaciones, desde sus contemporáneos del art-rock hasta la horda de bandas de heavy metal que los siguieron durante los siguientes dos años. décadas y todo el camino hasta el siglo XXI, con la declaración de poder que definió la carrera de Kanye West. BRIAN KRESS

85. Booker T. & the MGs, Time Is Tight (No. 6, Hot 100)

Escrita por Booker T. Jones en París justo antes de que comenzaran los disturbios de mayo de 1968, y utilizada para marcar la escena culminante del drama de Jules Dassin Up Tight , Time Is Tight se lanzó como sencillo al año siguiente y se convirtió en Booker T y los MG más grandes. éxito desde la década de 1962 Green Onions. Es el sonido de un cuarteto que demuestra hábilmente su grandeza equilátera: las líneas de órgano Hammond espeluznantes y conmovedoras de Jones; la erizada guitarra homóloga de Steve Croppers; Los ritmos de bajo minimalistas de Donald Duck Dunn y el cronometraje atómico de Al Jackson, uno de los mejores bateristas de la década. CHRIS OLEARIO

84. Nick Drake, River Man (no figura en las listas)

River Man fue grabado en vivo en el estudio, Nick Drake cantando y tocando la guitarra acústica mientras una sección de cuerdas se balanceaba a su alrededor. En un lánguido compás de 5/4, es la pieza central del LP debut de Drake, Five Leaves Left , y una de sus canciones más esenciales protagonizada por Betty, que reza para que el cielo se lleve el viento, y River Man, el dios de un mundo material que Drake se sintió exiliado de. Oh, cómo van y vienen, canta con su voz baja, hipnóticamente resonante. La contraportada del LP muestra a Drake apoyado contra una pared, sonriendo mientras un hombre de negocios pasa corriendo junto a él en un borrón. CO

83. Roberta Flack, Comparado con qué (no figura en la lista)

Los oyentes en su mayoría familiarizados con Roberta Flack de sus baladas de los años 70 podrían sorprenderse con su sencillo debut de 1969, en el que coloca la letra de protesta enojada de Gene McDaniels sobre cuernos de púas y contrabajo, con la confianza y el disgusto de un veterano empedernido. El sencillo no logró impactar en las listas de éxitos. La verdadera ruptura de Flack no llegaría hasta que Clint Eastwoods Play Misty For Me usó a su compañero de álbum The First Time Ever I Saw Your Face en una escena de amor, pero la canción llegó al Hot 100 al año siguiente en una versión eléctrica. versión jazz en vivo, interpretada por el cantante y pianista Les McCann y el saxofonista tenor Eddie Harris en el 69 Festival de Jazz de Montreux. Australia

82. Harry J All Stars, liquidador (no figura en las listas)

Dada la ética justo a tiempo de la industria discográfica jamaicana desarrollada para servir a una voraz cultura de sistemas de sonido, la procedencia de Liquidator es y seguirá siendo turbia. La historia de origen más común involucra al cantante/productor Tony Scott vendiendo el germen de una canción llamada What Am I to Do al empresario de reggae temprano Harry Johnson, quien hizo grabar la canción como instrumental por un puñado de estrellas de sesión. Gracias a la fuerza de su línea superior de órgano flotante, Liquidator fue un éxito entre los diez primeros del Reino Unido. Pero fue la línea de bajo filtrada de Aston Barrett la que tuvo la mayor influencia: el ejecutivo de Stax, Al Bell, la convirtió en la base de Ill Take You There, un éxito número 1 para los Staple Singers en 1972. BS

81. BB King, La emoción se ha ido (No. 15, Hot 100)

Antes de que Lucille fuera conocida como el bate de béisbol envuelto en alambre de púas que empuñaba Negan en The Walking Dead , era el nombre de la guitarra Gibson de cuerpo hueco de King, un instrumento que gritaba el blues tan vibrantemente como BB los cantaba. Aunque Roy Hawkins, quien coescribió Thrill con Rick Darnell, alcanzó el número 6 en la lista de R&B de Nosotros en 1951, la versión de Kings, que combinó sus quejumbrosos licks de guitarra con cuerdas elegantes, se convirtió en su canción característica y en un raro éxito pop, alcanzando No. 15 en el Hot 100. En un momento en que actos británicos como Led Zeppelin, John Mayall y The Yardbirds asaltaban las listas de éxitos con sus interpretaciones del género, King le recordó al mundo que el blues era una forma de arte estadounidense. FRANK DIGIACOMO

80. Barbara Acklin, ¿Soy la misma chica? (No. 79, Caliente 100)

Soulful Strut puede haber sido una de las canciones más omnipresentes de principios de 1969, pero antes de que se le quitara la voz para ese éxito de Young-Holt Unlimited, Acklin originalmente grabó la canción como una canción de amor, con letras optimistas aunque melancólicas sobre volver a visitar un antiguo fuego. En ese momento, el instrumental era considerablemente más popular, pero el largo legado de Same Girl (desde Dusty Springfield hasta Swing Out Sister) se ha basado tanto en la melodía insistente e inocente de Acklins como en el ritmo irresistible de las canciones. noroeste

79. Syl Johnson, ¿Es porque soy negro? (No. 68, Hot 100)

Intérprete, compositor y productor luchador de Chicago a través de Mississippi, Syl Johnson había trabajado con y cerca de algunos de los nombres más importantes del blues y el R&B. Pero a finales de los años 60, con su carrera y su vida personal languideciendo, y tambaleándose por el asesinato del Dr. King, Johnson se dispuso a grabar un álbum conceptual de alma profunda. El sencillo principal y la canción principal del proyecto fue Is It because Im Black, una reflexión obsesiva y lenta sobre el racismo y lo que se debe. No es un candidato obvio para la reproducción de radio, su desesperación abrasadora y su ritmo insomne ??tocaron la fibra sensible de los oyentes negros, que inundaron las estaciones de radio con solicitudes. En estos días, Johnson es más famoso por sus singles de funk ampliamente sampleados, pero Black y su álbum fueron un precursor vital del soul de los 70 del autor de Marvin Gaye. licenciatura

78. Tom T. Hall, Homecoming (No. 5, Country Songs)

Un músico de country habla con su padre, a quien hace tiempo que no ve. Un buen rato. Tom T. Hall solo les da a los cantantes la mitad de las respuestas de la conversación con rellenos de piano y guitarra, un giro en las voces adultas confusas en los dibujos animados de Charlie Brown. En un puñado de versos, revela el profundo ensimismamiento del cantante: se ha perdido el funeral de su madre, no parece muy preocupado por ello, está deseando volver a la carretera con la chica durmiendo en su coche. Un éxito de los cinco primeros países, todo son sonrisas tensas y charlas triviales, un regreso a casa solo de nombre. CO

77. Serge Gainsbourg & Jane Birkin, Je taime moi non plus (No. 58, Hot 100)

Antes de Pillow Talk, Love to Love You Baby y Birthday Cake o los bolsos Birkin estaba Je taime moi non plus. Gainsbourg, hombre del Renacimiento francés y artista de ligues, inicialmente escribió la canción para la estrella de cine Brigitte Bardot y la grabó con ella en el 67, pero el sencillo se archivó cuando el marido celoso de la actriz se enteró. Después de conocer y enamorarse de Birkin (23 años menor que él) en el set de una película, volvieron a grabar la canción sobre un órgano anhelante y cuerdas que se convertiría en la norma para la pornografía de los 70. Gainsbourg la llamó una canción anti-fuck, pero los suspiros eróticos y el orgasmo simulado de Birkins distrajeron a la mayoría de los oyentes de la letra (incluso a los que hablaban francés). Denunciado por el Vaticano y prohibido por la radio en varios países, Je taime aún subió al número 58 en el Hot 100, una señal segura de que, en Estados Unidos, la revolución sexual de los años 60 se había vuelto pop. DF

76. Frank Zappa, Peaches en Regalia (No figura en las listas)

Deja que el maestro experimental de los 60, Frank Zappa, pruebe algo completamente fuera de lo común y que suene fácil. Una improvisación tan retorcida e impredecible como el hombre mismo, Peaches en Regalia abrió el álbum Hot Rats , que se describe a sí mismo como la película de los autores intelectuales de la psicología, como si fuera la banda sonora de una persecución a alta velocidad en una aventura clásica de los años 70 siempre adelantada a su tiempo. Zappa jugó con una cualidad de improvisación y despreocupación que desmiente el tedioso perfeccionista que era, y produce la recompensa perceptible por mantenerse fiel a sí mismo. BK

75. Edwin Starr, Veinticinco millas (No. 6, Hot 100)

¡Vamos de pie, empieza a moverte! Edwin Starr manda al comienzo de Veinticinco millas, jugando a ser instructor de sus propias extremidades inferiores. Su motivación necesaria, ya que Starr pasa la totalidad de su golpe de ruptura convincentemente dividido entre su corazón y su alma negándose a dejar que nada le impida caminar la distancia titular de regreso a su bebé, y el resto de su cuerpo negándose a hacer casi cualquier cosa, en todo, nunca más. Envalentonado por los cuernos y los coros de apoyo, Starr camina audiblemente hacia la línea de meta (¡tengo nueve ocho siete seis , tengo cinco millas más por recorrer ahora! ), El suspenso se vuelve casi insoportable. Nunca se sabe con certeza si lo logra, pero, de nuevo, técnicamente nunca se ve a Butch Cassidy y Sundance Kid caer en una lluvia de balas. Australia

74. Crema, Insignia (No. 60, Hot 100)

Es mejor no buscar demasiados significados ocultos en las letras abstractas de este clásico de Cream, dado que los co-escritores Eric Clapton y George Harrison han hablado sobre los orígenes chapuceros y borrachos de las canciones (darle crédito al compañero de banda de los Beatles de Harrison, Ringo Starr, con esa línea sobre los cisnes ), y su título críptico es simplemente una broma interna sobre la mala letra. Pero, ¿quién necesita un significado oculto cuando esta canción es tan genial? Con los dos legendarios dioses de la guitarra compartiendo deberes de hacha y una línea de piano golpeando el ritmo, el tiempo de ejecución fugaz de 2:44 de esta canción siempre es demasiado corto. katie atkinson

73. Terry Riley, A Rainbow in Curved Air (No figura en las listas)

Las capas de sintetizadores y órganos chirriantes, relucientes y vibrantes que componen la magnífica obra maestra lateral del compositor electrónico Terry Riley, A Rainbow in Curved Air, suenan tanto como una predicción como una composición, una que se confirmaría esencialmente durante el resto del siglo XX. siglo. Por supuesto, tendría una influencia incalculable en décadas de música electrónica y vanguardista, desde Kraftwerk y Mike Oldfield hasta Stereolab y Boards of Canada. Pero las canciones de mayor impacto directo todavía se pueden escuchar a diario en la radio de rock clásico, a través de las icónicas introducciones de teclado de The Whos Wont Get Fooled Again y Baba ORiley, esta última incluso en parte con el nombre del compositor. Australia

72. Diana Ross & The Supremes, Someday Well Be Together (No. 1, Hot 100)

Grabado originalmente por el dúo Johnny (Bristol) y Jackey (Beavers) y coescrito junto con Harvey Fuqua (Tri-Phi Records) en 1961, Someday Well Be Together revivió en 1969 cuando Motown Records solicitó a Bristol que produjera una nueva versión para Jr. Walker y las estrellas. Sin embargo, el jefe de Motown, Berry Gordy, interceptó la canción y terminó como el último sencillo número uno de The Supremes. Una suerte de despedida de la cantante del grupo, Diana Ross, la única de las Supremes que cantó en la grabación Someday presumía un futuro de riesgos y oportunidades como parte de la adultez, y anhelaba desgarradoramente un reencuentro aún en medio de la fractura. PAMELA BUSTIOS

71. The Kinks, Arthur (no figura en las listas)

Los Kinks suenan un poco como si estuvieran hablando de sus propias inseguridades cuando los líderes Ray y Dave Davies le cantan al protagonista principal de su álbum conceptual de 1969, Arthur, los mundos se fueron y pasaron, ¿no lo sabes? Los jóvenes enojados ahora crecidos, The Kinks lucharon por mantener su popularidad inicial a finales de los años 60, pero el extenso Arthur y su cierre de pista principal han perdurado como elementos esenciales, ayudados por su narrativa desesperada que se vuelve comprensiva con el emocionante final: Arthur, te leemos y te entiendo/ Arthur nos gustas y queremos ayudarte. Esa adaptabilidad se adaptaría bien a los hermanos Davies, ya que The Kinks experimentaría grandes regresos en las listas tanto en los años 70 como en los 80. Australia

70. John Lennon, Cold Turkey (Nº 30, Hot 100)

Esto es lo que pensé cuando me estaba retirando de la heroína, dijo John Lennon sobre Cold Turkey, el segundo sencillo de su era fuera de los Beatles con Plastic Ono Band. Una descripción sincera de su adicción en un período en el que el uso recreativo generalizado de los opioides (especialmente entre los músicos de rock) condujo a daños consecuentes, la canción narra el dolor y la angustia causados ??por la reducción abrupta de sus efectos en última instancia mostrando más que revelador, como un desesperado Lennon, casi salvaje, pasa gran parte del minuto final de las canciones gimiendo en agonía. PB

69. Steam, Na Na Hey Hey Kiss Him Goodbye (No. 1, Hot 100)

Mientras el canto soul-pop Na Na Hey Hey Kiss Him Goodbye escalaba el Hot 100, Mercury Records tenía un problema interesante: no había ninguna banda que capitalizara su éxito. La canción era desechable, compuesta e interpretada por los músicos de estudio Gary DeCarlo y Dale Frashuer, destinada a ocupar un espacio en una cara B y luego trasladada a una cara A para ser lanzada bajo el nombre de una banda inventada, para no reflexionar mal sobre los compositores. Desafortunadamente, la cosa era demasiado pegajosa, un ritmo retumbante de un impulso imparable de chicle, que eventualmente resultó en el raro éxito No. 1 por el que nadie quería atribuirse el mérito. Que la canción perdure como la eterna banda sonora de las expulsiones o faltas en los deportes profesionales se siente apropiadamente aleatorio. Australia

68. Mariposa de Hierro, en-A-Gadda-Da-Vida (No. 30, Hot 100)

El furor de acid-rock de 17 minutos se presentó como un tour de force psicodélico, pero con su abrasador trabajo de guitarra de percusión lanzado antes de los álbumes debut de Zeppelin y Sabbaths, In-a-Gadda-Da-Vida se convirtió en una influencia clave en todo lo relacionado con el metal. . Fue una de las canciones más extrañas que se reprodujo en la radio FM en ese momento, prediciendo la influencia inminente del rock duro sobre la música popular y la Primera Iglesia de Springfield una generación más tarde. CHRIS PAYNE

67. Sangre, sudor y lágrimas, rueda giratoria (No. 2, Hot 100)

Es seguro decir que 1969 fue un buen año para el supercolectivo de jazz-rock Blood, Sweat & Tears, que obtuvo un trío de éxitos No. 2 en su segundo álbum homónimo, que pasó siete semanas en la cima del Nosotros 200 y finalmente venció a The Beatles por el álbum del año Grammy. El mejor de esos éxitos fue el funk de circo stop-start y la sabiduría casera aprobada por Paulie Walnuts de Spinning Wheel, una improvisación salvajemente impredecible con una voz dominante y un esfuerzo digno de Walls of Jericho de la sección de vientos. La línea de apertura de las canciones resultó profética: una vez que el calendario cambió a 1970, BS&T nunca tuvo otro éxito entre los 10 primeros. Australia

66. Joni Mitchell, Chelsea Morning (no figura en las listas)

Una canción sobre la simple alegría de despertarse en una habitación bañada por el sol podría ser empalagosa en manos de un escriba menor. Pero Joni Mitchell le da vida a su apartamento de la ciudad de Nueva York con hábiles giros de frase (Una canción fuera de mi ventana/ Y el tráfico escribió las palabras) y un rasgueo acústico nítido y descentrado, en gran parte gracias a su propensión a la guitarra poco convencional. afinaciones Proveniente de su acertadamente llamado segundo álbum Clouds , Chelsea Morning atrapa a Mitchell en medio de su vertiginoso ascenso al firmamento de la composición de canciones. JL

65. James Brown, ríndete o déjalo suelto (n. ° 15, Hot 100)

El primero de siete absurdos éxitos Top 40 Hot 100 que Brown anotó en 1969, Give It Up or Turnit a Loose no es para entusiastas de las letras (o gramáticos). Al igual que algunas de las canciones de los Padrinos, su voz se reduce a una larga lista de algunas de sus frases y maullidos más imitados (y muestreados), incluidos ¡Baaaby!, ¡Eh!, ¡Unnnh! y ¡Oye, oye, oye, oye, oye! La razón para escuchar aquí es el funk sudoroso, denso y bailable establecido por la Orquesta de James Brown, cuyos miembros incluyen a Maceo Parker en el saxofón tenor, Alfred Pee Wee Ellis en el saxo alto, Nate Jones en la batería y Sweet Charles Sherrell, cuyo bajo estremecedor ancla la canción. DF

64. Motherlode, When I Die (No. 18, Hot 100)

Por amor a la batería, el hip-hop ha conservado canciones y bandas que probablemente se habrían desvanecido de la memoria colectiva, incluido este acto interracial de Ontario de corta duración. Los fanáticos del pop de los años 60 pueden recordar el alma majestuosa de When I Die cuando llegó al top 20 en octubre de 1969, las cuatro piezas solo llegaron (¡aunque el número 1 en Canadá!). Los oyentes de una generación posterior podrían conocerlo mejor por cómo el difunto J Dilla lo volteó en su último álbum Donuts , que grabó en gran parte en el hospital, donde se estaba muriendo de una rara enfermedad de la sangre y lupus. RS

63. La quinta dimensión, Wedding Bell Blues (No. 1, Hot 100)

Aquí hay una canción de antorcha sincera que piensa que es una canción pop conmovedora. ¿O es al revés? La canción que fue escrita por la miembro del Salón de la Fama del Rock and Roll Laura Nyro, cantada por la criminalmente subestimada Marilyn McCoo y producida por el talentoso Bones Howe funciona en ambos niveles; no es de extrañar que saltó al número 1 en el Hot 100. Un crítico pop no menos perspicaz que Morrissey lanzó recientemente una fiel versión, con coros de Billie Joe Armstrong. Estuvimos con Marilyn y Moz: ¡Vamos, Bill! PG

62. Sly & the Family Stone, quiero llevarte más alto (n.º 38, Hot 100)

¿Sabes cuando el avión está acelerando para despegar, justo antes de que las ruedas dejen el suelo, y se siente como si te estuvieran presionando contra el asiento, como si te estuvieran empujando hacia abajo y hacia atrás? Ese momento es donde vive Sly & the Family Stones I Want to Take You Higher; te insta a elevarte pero el funk es demasiado pesado, la guitarra y el bajo prácticamente tocan el suelo, resoplando. El cuarto sencillo de Stand!, Higher alcanzó el puesto 38 en el Hot 100 en junio de 1970, luego del lanzamiento del documental de Woodstock donde se destacó. A diferencia de muchos de los álbumes de otros clásicos, no hay un mensaje social claro aquí, la canción es primordial. RS

61. The Upsetters, Return of Django (no en las listas)

Cruzando la puerta que abrió Desmond Dekker, The Upsetters Return of Django alcanzó el número 5 en el Reino Unido a fines de 1969 después de su uso en un anuncio de Cadburys dirigido por Terry Gilliam. Era la llegada al escenario mundial del productor Lee Scratch Perry: los Upsetters eran su banda de estudio. Django, que comenzó como una reescritura de un sencillo de Fats Domino y recibió su nombre de un spaghetti western, sirvió como una estación de transferencia de rebote del ska (solo de saxofón tenor de Val Bennett) al reggae (su irresistible bajo y batería). CO

60. Peter, Paul & Mary, Partiendo en un avión a reacción (No. 1, Hot 100)

Si te has sentado alrededor de una fogata específicamente durante la última semana del campamento nocturno, has escuchado este perenne, que ruega que alguien saque una guitarra acústica. Las letras suavemente habladas sobre tener que dejar a alguien atrás, pero con la esperanza de que te esperen mientras estás lejos, cuentan una historia que habla de nuestras cualidades más humanas, desde el miedo al cambio hasta el simple deseo de ser querido. Originalmente escrito y grabado por John Denver, Leaving on a Jet Plane se convirtió en el mayor éxito del Hot 100 de Peter, Paul & Mary. Apropiadamente para su título, también se convirtió en el último trío antes de disolverse. REFUGIOS DE LYNDSEY

59. Led Zeppelin, Buenos tiempos, malos tiempos (No. 80, Hot 100)

Antes de volverse famosos por sus historias sobre misticismo y vikingos, Led Zeppelin era todo sobre ese buen rock and roll. Good Times Bad Times, que sirvió como el sencillo debut de la banda y la pista de apertura de su álbum homónimo, fue una gran introducción al encanto de cada miembro. El chillido de la guitarra de Jimmy Pages imitó el tono adolorido de Robert Plant mientras divagaba sobre la soledad. John Paul Jones mantuvo la línea de bajo constante, mientras que John Bonham golpeaba esos tambores como si el sustento de la banda dependiera de ello. Afortunadamente, resultaron bien durante la próxima década. BIANCA GRACIA

58. Eddie Bo, El gancho y la honda (No. 73, Hot 100)

El vértigo juvenil del funky Hook & Sling desmentía la larga carrera de su autor intelectual: Eddie Bo había pasado la mayor parte de dos décadas como líder de banda, artista discográfico y compositor. Al mismo tiempo que sus compañeros de Nueva Orleans, Lee Dorsey y The Meters, Eddie estaba hilando R&B a través del particular chasquido y el pavoneo de su ciudad natal. El resultado fue una delicia del campo izquierdo, un ritmo reducido con el rap aullador de Eddie y una lista de vientos de la nada y un modesto éxito nacional. Sin embargo, a pesar de lo funky que era el backbeat, el verdadero gancho fueron las palabras que Eddie lanzó: sus exhortaciones han sido muestreadas en todo, desde Mama Said Knock You Out hasta SexyBack y Lost in the World. licenciatura

57. The Temptations, I Cant Get Next to You (No. 1, Hot 100)

There was nary a crease in sight when the meticulously ironed-out My Girl took the Temptations to No. 1 in 1966, but with I Cant Get Next to You, the Motown vocal pros proved they could get raw, raucous and funky AF and still top the Hot 100 (it actually ruled a week longer than My Girl). Willing to let perfection fall by the wayside in pursuit of a dirty Funk Brothers groove and some scorching vocal runs, the Temps potent mixture of rock, psych and R&B on Cant demonstrated they could, in fact, readily adapt to the rapidly changing times. JL

56. Tommy James and the Shondells, Crystal Blue Persuasion (No. 2, Hot 100)

Few of the many utopian pop songs from the late 60s are powerful enough to survive to dramatically less optimistic times, but Tommy James Crystal Blue Persuasion indeed remains pretty convincing a half-century later. A mix of fluttering flamenco guitar, free-roaming bass, and just enough bongo and conga to avoid being totally obnoxious, Persuasion still mostly gets by on the sighing ecstasy of James multi-tracked vocal, prophesying, A new day is coming/ People are changing/ Aint it beautiful? Its the sound of a guy blissfully unaware that hes about to pass on Woodstock, based on his secretarys undersell of Theres this pig farmer in upstate New York that wants you to play in his field. Australia

55. Pharoah Sanders, The Creator Has a Master Plan (Did not chart)

Free jazz epics that covered one (or more!) LP sides were standard fare throughout the 60s; everyone from Coleman to Coltrane recorded them. For his second Impulse effort, tenor saxophonist Pharoah Sanders featured on many of Coltranes final recordings honored the totality of his late bandmates legacy with The Creator Has a Master Plan, a sprawling landscape of serene grooves abutting Leon Thomas vocal gymnastics and Sanders overdriven skronk. A crossover success for its rolling blend of spirituality and intensity, Master Plan landed Sanders on the Nosotros 200 for the first time, and established him as an icon of what would become acid jazz. licenciatura

54. Johnny Cash, A Boy Named Sue (No. 2, Hot 100)

No one could tell a musical story better than Johnny Cash, and the Man in Black fully embodies the titular boy named Sue in this offbeat country gem. Thanks to cheeky lyrics penned by childrens author Shel Silverstein ( The Giving Tree , Where the Sidewalk Ends ), Cash delivers the musical equivalent of a stand-up comedy routine (with a twist ending!) in his laugh-out-loud performance recorded at San Quentin State Prison. And Cash laughed his way all the way to his biggest hit ever on the Hot 100, with Sue peaking at No. 2 in the late summer. ka

53. The Rolling Stones, Honky Tonk Women (No. 1, Hot 100)

No bad song has ever kicked off with cowbell, and you can be damn sure The Rolling Stones werent about to have the first. Introducing the brand of swampy soul-rock swagger the band would fully feast on in the decade to come, Honky Tonk Women proved a hell of a pit stop between 1968s Beggars Banquet and the next Decembers Let It Bleed , scoring the band their first No. 1 in three years, and introducing She blew my nose and then she blew my mind to the all-time rock vernacular. Originally a country song, the Stones took Honky back to Nashville for its silly Bleed redo as Country Honk, featuring the Brian Wilson-worthy audio gag of kicking the song off with a car honking. It was still pretty good. Australia

52. Thunderclap Newman, Something in the Air (No. 37, Hot 100)

Thunderclap Newman was named after their pianist, a Pete Townshend acquaintance, and Townshend produced and played bass on Something In the Air, the groups only hit. A gorgeous, strange and desperate call for an uprising, with its staircase-climb key changes and barrelhouse piano solo, it held the UK No. 1 slot for three weeks in summer 1969, while scraping the top 40 in the US We have got to get it together now, drummer Speedy Keen sang, sounding as if it was already too late. Decades later, Something in the Air soundtracked a TV ad the revolution had become one of faster mobile phone service. CO

51. The Beatles, Dont Let Me Down (No. 35, Hot 100)

This heart-wrenching track written by Paul McCartney and John Lennon is one of the bands most underrated. Im in love for the first time/ Dont you know its gonna last, McCartney, Lennon and George Harrison sing, perfectly capturing the feeling of falling hard and hoping, perhaps naively, that its forever. By the end of the song, the three sing with such desperation that it makes any listener want to sit up straighter, be better. Dont Let Me Down is commonly thought of as Lennons plea to Yoko Ono, but considering the song was recorded during the rocky sessions for Let It Be released in 1970 as The Beatles last studio album it could just as well have been a plea to one another to keep a good thing going. LH

50. Dionne Warwick, Ill Never Fall in Love Again (No. 6, Hot 100)

Ill Never Fall In Love Again, a Burt Bacharach/Hal David composition for the musical Promises, Promises ruled a significant chunk of 1969: Bacharach himself, Bobbie Gentry and Johnny Mathis all took mildly successful swings at the deceptively upbeat song over the course of the year. But it was Dionne Warwicks bossa nova-inflected version that eventually reached no. 6 on the Hot 100 her final top ten hit for nearly a half-decade. Rarely has total romantic cynicism (What do you get when you kiss a guy/ You get enough germs to catch pneumonia) sounded so lilting and sweet. NW

49. William Bell, I Forgot to Be Your Lover (No. 45, Hot 100)

From the opening guitar lick, this unabashedly seductive single showcases William Bell at his crooner best. Lover comes from the more delicate side of Stax, with stripped-down arrangements swathed in velvety yet subtle strings the result is a song that sounds almost contemporary, much closer to the kind of Dap-Kings-style revivalism thats become popular in the 21st century than something stuck in 1969. NW

48. Donovan, Altantis (No. 7, Hot 100)

After Donovan delivers a mystical monologue about the fictitious antediluvian city of Atlantis, a pummeling drum roll at the 1:48 mark floods the ear like a tidal wave wiping that mythological city off the map. Atlantis is a swirling sing-along of clanging piano, ecstatic ab-lids and hypnotic harmonies that touches on ancient gods, generational gaps and a love thats just out of reach. The lyrics dont make a whole hell of a lot of sense, but with Donovan imbuing them with religious reverence, this is five minutes of borderline nonsense that cuts deep. Hail, Atlantis. JL

47. Dusty Springfield, Breakfast in Bed (No. 91, Hot 100)

Its reputation established only after the fact, Dusty in Memphis was perhaps the high-water mark for a white pop artist working in a black musical idiom. While the nostalgic joy of 1968 single Son of a Preacher Man was the hit, other-woman anthem Breakfast in Bed was the fullest demonstration of Springfields powers. Like an A-lister tearing into a juicy monologue, Dusty effortlessly traverses empathy, seduction, despair and wistfulness in the course of three minutes. Unlike its thematic sibling Angel of the Morning, Breakfast offers hard choices, not defiant ones, and its combination of wisdom and discretion coded it as a queer text to those with ears to hear. licenciatura

46. Creedence Clearwater Revival, Proud Mary (No. 2, Hot 100)

CCRs first of nine top 10 Nosotros Hot 100 singles (and five No. 2s!) was a gift that kept on giving to pop music and culture for years to come. While the jaunty circular guitar riff of the original recording sonically replicates the narrators rollin on the river escape from that Yippie villain The Man, the John Fogerty-written classic proved highly adaptable. Ike and Tina Turner performed it as a long-fused R&B firecracker with horns and got their biggest Hot 100 (No. 4) in 1971, while Elvis incorporated into his 70s live shows, Leonard Nimoy butchered it on his 1970 album The New World of Leonard Nimoy , and the song became a Vegas-style staple on corporate-sponsored TV variety shows in the 1970s, The Man proving forever inescapable. DF

45. The Guess Who, These Eyes (No. 6, Hot 100)

Cant forget about The Guess Who when discussing the biggest breakout bands of 1969 the Canadian blue-eyed soulsters scored three top 25 hits in three tries in 69, with a fourth on the way. The best of the bunch was These Eyes, gliding in on an electric piano hook so smooth youd never guess the songs emotional stakes would get above a 7. But singer Burton Cummings goes altogether off the scale on the chorus, which modulates up twice and thats just the warmup for the real climax, which reaches such a fever pitch youd swear These eyes have seen a lot of loves, but theyre never going to see another one like I had with you was the English translation to the final aria in Madame Butterfly . The fact that Michael Ceras character chooses this song for his impromptu sing-for-your-life performance is the secret funniest part of Superbad . Australia

44. Laura Nyro, Save the Country (Did not chart)

Despite being best remembered as a songwriter to the stars, the late Laura Nyro really had a singular voice, a piercing birdsong with the rare ability to grow more powerful as it got more delicate, and vice versa: When she sings a chorus like Save the people/ Save the children/ Save the country, she sounds both like a plucky 12-year-old handing out pamphlets on a street corner and a true prophet, able to articulate truths not known to most. There was a single version released of this New York Tendaberry album cut, but the buffed-up arrangement just distracts; youre far better off with just Nyro, her piano, and the forever-fluctuating dynamics of Vietnam-era America. Australia

43. Blind Faith, Cant Find My Way Home (Did not chart)

The most successful track from the only album by British supergroup Blind Faith featuring Steve Winwood, Ginger Baker, Eric Clapton and Ric Grech Cant Find My Way Home is ostensibly a lament about the navigational difficulties experienced after a drunken night out. But the track is more deeply a parable about the double-edged sword of 1969 itself, when the counterculture promises of personal freedom and social revolution devolved into a collective sense of hazy disorientation. Baker gently keeps the beat, while Claptons guitar work forecasts the Celtic influence and acoustic delicacy of Led Zeppelins III , out the following year. katie bain

42. The Band, Up on Cripple Creek (No. 25, Hot 100)

If not th

Video: