Seleccionar página

En un mundo dominado por bandas de chicos y grupos de chicas, hay un número creciente de bandas que se abren paso en la escena musical coreana orientada a la juventud. Aunque todavía no es abrumadoramente común, el K-pop está viendo más y más bandas de pop-rock. The Rose, de cuatro miembros, llegó a la escena el año pasado y tuvo un debut impactante con su canción Sorry, que ocupó el puesto número 7 en la lista Best of K-pop del año pasado, y recientemente completaron una gira por América del Norte.

Explorar

Explorar

La Rosa

Vea los últimos videos, gráficos y noticias

Vea los últimos videos, gráficos y noticias

Apenas unas horas después de aterrizar en Nueva York, el vocalista principal y guitarrista Sammy, también conocido como Kim Woosung, y el teclista Park Dojoon se sentaron con Nosotros antes del primer espectáculo de su gira, que se llevó a cabo en Irving Plaza el 19 de mayo. La pareja, junto con el baterista Lee Hajoon y el bajista Lee Jaehyeong, han estado juntos durante algunos años, primero como un grupo independiente en Seúl conocido como Windfall, y ahora más formalmente como un acto firmado con J&Star Company. Todavía escriben toda su propia música, a pesar de estar arraigados en la escena K-pop convencional, donde la mayoría de los actos no tienen una inmensa libertad creativa.

Relacionado

Las mejores canciones de K-pop de 2017: selecciones de los críticos

Según Sammy, que se crió en Los Ángeles, el cuarteto supo desde el principio que querían intentar mudarse a la escena pop de Corea del Sur, lejos de la escena indie callejera en la que habían comenzado. Encontrar una compañía con la que pudieran colaborar creativamente tomó algún tiempo, y todavía están descubriendo cómo trabajar dentro de un entorno más estructurado. Para ser honesto, fue difícil encontrar empresas, dijo Sammy, reflexionando sobre su búsqueda de una etiqueta. Cuando solo lo hacíamos nosotros mismos, no tenemos que comunicarnos con nadie excepto con nosotros. Pero aquí es más tenemos tantas cosas que tenemos que comunicar para hacer nuestra música.

Más formal y más real, como, menos una broma, supongo, agregó Dojoon con su acento teñido de Nueva Zelanda.

La Rosa es una democracia; cada uno de los cuatro miembros tiene que estar de acuerdo en todos los aspectos de una canción antes de que la banda la publique. Para Dojoon, la sinergia del grupo es lo que distingue a The Rose. Siempre seguimos explicando y seguimos diciendo, Vamos, esto no puede ser esto y Esto no puede ser esto. Y luego dicen, Um, está bien. Y así llegamos a estar de acuerdo en cada nota, cada palabra, cada concepto.

Tiene que haber nuestras cuatro opiniones para hacer una canción, dijo Sammy. Todo lo que hay allí, incluso una palabra, así que si una persona no está de acuerdo y tres sí lo están, simplemente no funciona.

El nombre de una de las canciones recientes del grupo, Candy, fue uno de esos temas de debate, que resolvieron combinando las dos opciones y llamándolo Candy (So Good). La sugerencia de elegir el nombre al azar fue criticada por la pareja. Nunca podríamos hacer eso, nunca estaríamos satisfechos con eso, sacando de un sombrero, insistió Sammy.

El primer EP del grupo, Aprils Void , debutó en el número 8 en la lista de álbumes mundiales. A través del esfuerzo de cinco pistas, la intención de The Roses era resaltar los elementos más oscuros de la emoción humana a través del pop-rock dinámico. Solo queríamos mostrar cómo todos tienen un vacío en sus vidas y cuándo están felices, cuándo están tristes, lo que sea, dijo Sammy. Así que tenemos canciones que suenan bastante optimistas y felices, pero al mismo tiempo, solo queríamos mostrar ese espacio vacío en cada canción.

Tomemos, por ejemplo, el mencionado Candy (So Good). Con letras como, Tu sabor es tan bueno/ Como un caramelo en mis labios/ Tan bueno si me quieres puedo tomarlo con calma, ¿qué tiene que ver esa canción empalagosa con la oscuridad de Void ? Para Sammy, es la metáfora perfecta de una sensación de felicidad fugaz que acompaña a las realidades del romance. Candy en sí, se va tan rápido y rápido y te sientes tan vacío cuando se va, explicó. Lo relacionamos con una relación, donde al principio, es realmente bueno, pero hay un punto en las relaciones que se derrumba y se desvanece un poco, y eso es como un caramelo. Cuando [lo comes] por primera vez, es increíble, pero luego sigues tomándolo y sigue desapareciendo.

The Rose no tiene planes de irse pronto, pero eso no significa que las cosas vayan a ser fáciles, especialmente porque son fluidos con respecto a su lugar en la industria del K-pop. La mayoría de las otras bandas actualmente activas en Corea del Sur están firmadas con sellos más grandes, todos los cuales también han tenido éxito con grupos de ídolos centrados en el baile y en gran medida han dirigido sus bandas de la misma manera, con los equipos de A&R de los sellos impulsando gran parte de su sonido, especialmente en sus primeros días. FNC Entertainment encabezó la tendencia con FTIsland y CNBlue, los cuales se estrenaron en la década del 2000, y debutaron con su nueva banda NFlying en 2015. JYP Entertainments Day6, compañeros de agencia como Twice y Got7, también llegaron a la escena ese año. Esas cuatro son las bandas más destacadas en la escena del K-pop en este momento, aunque The Rose y South Club, un acto liderado por el ex miembro de WINNER, Nam Tae-hyun, están defendiendo fuertemente las bandas hechas a sí mismas. En el pasado, sin embargo, solo un puñado de actos han podido entrar en la escena musical de Corea del Sur dominada por grandes sellos discográficos. En realidad, no es tan fácil pero al mismo tiempo es motivador, dijo Sammy. Si no lo escuchan, haremos que lo escuchen. Y eventualmente te encantará, agregó Dojoon.

Video: