Seleccionar página

Cuando Brett Eldredge lanzó su single de 2015 Lose My Mind, teñido de alma, interpretó tanto el aspecto de locura amorosa del título que el video lo puso en una camisa de fuerza.

Su último lanzamiento, Somethin Im Good At, No. 41 en la lista Hot Country Songs de Nosotros y No. 36 en Country Airplay en su cuarta semana registrada, es su sucesor con cafeína. Sónicamente, Good usa el mismo ritmo de fondo contundente que Diana Ross & The Supremes My World Is Empty Without You, aplicado a un arreglo de inicio y parada que se descompone y se vuelve a encender, no una, sino dos veces en tres minutos y medio. . Líricamente, Eldredge balbucea a través de una colección de frases extrañas y palabras inventadas, confesando un montón de defectos. Combinados, el sonido estrafalario y la verborrea extraña crean un retrato descabellado de un hombre cuyo único talento real es amar a su mujer.

Explorar

Vea los últimos videos, gráficos y noticias

Brett Eldredge

Bruce Springsteen

Cole Swindell

Vea los últimos videos, gráficos y noticias

Es encontrar una chica que te ame por el hecho de que eres malo en todas estas cosas, y eso la hace reír, dice Eldredge. Ella sabe que lo estás intentando y sabe que estás haciendo [lo mejor que puedes] por ella, y ser tú mismo así la hace sonreír.

El sencillo principal del próximo álbum de Eldredge, aún en producción, el poco convencional Somethin Im Good At es apropiadamente el resultado de dos compositores que se aventuran fuera de sus zonas de confort. Eldredge había planeado durante una cita de primavera de 2016 con Tom Douglas (The House That Built Me, Livin the Dream) escribir una balada que aprovechara las habilidades de piano de Douglas. Después de horas de proceso, la canción que comenzaron no encajaba y Eldredge decidió salir de la rutina. Pasó a un patrón de acordes enérgico en la guitarra y puso una fecha límite al proyecto del día.

Relacionado

Brett Eldredge llama a Fifth Country Airplay No. 1 'Un sueño hecho realidad'

Decidieron escribir una canción en una hora [nosotros] literalmente pusimos un cronómetro, recuerda Eldredge, y agregó que no querían pensar demasiado en nosotros mismos, [pero] solo dejarnos llevar por la vibra.

La primera palabra inventada, como todas las demás, completaba una rima en las dos primeras líneas de la canción: Soy un verdadero mentiroso/Soy una tostada quemada. Fue suficiente fuera de la caja para desatar los nudos creativos, y nunca regresaron por completo a la caja durante los siguientes 60 minutos.

Una de las razones por las que suena un poco loco y de espíritu libre es porque así es como es Brett, dice Douglas. Es realmente toda su personalidad.

La inclinación de los personajes por quemar tostadas fue solo el primer defecto que descubrieron. No puede bailar, no puede nadar, bebe demasiado y no puede seguir el ritmo. Y en la última admisión a la falta de machismo, abre el coro señalando sus pobres habilidades automovilísticas: No puedo cambiar el mundo, no, no puedo cambiar un piso. Al final, las debilidades de los chicos son parte de lo que lo hace tan adorable.

En el fondo, la mayoría de nosotros sabemos lo defectuosos que somos, dice Douglas. Nos identificamos con el antihéroe o el héroe roto mucho más que con el superhéroe. Incluso esas películas de superhéroes que vemos, todos esos tipos tienen un talón de Aquiles, y eso siempre se muestra temprano. Todos tenían fallas, y es muy refrescante cuando alguien muestra ese lado.

Las palabras son simplemente el comienzo de las peculiaridades de Algo en lo que soy bueno. Un solo de guitarra ridículo, interpretado por Derek Wells, aparece en la marca de 1:37, mucho antes del punto medio de la canción.

Ese no es un lugar normal para hacer eso, dice Eldredge.

Relacionado

Brett Eldredge se transforma en un jugador de béisbol para el video 'Wanna Be That Song'

Y el puente que sigue va en la dirección equivocada. Con un conjunto de versos prolijos, uno esperaría que tuviera frases alargadas y proporcionara un poco de contrapunto. En cambio, las líneas vienen aún más rápido.

Le dimos un trago de Red Bull, bromea Eldredge. Tomé una inyección de esteroides allí mismo en el puente y dije, vamos a volvernos locos.

Y se volvieron aún más locos al final de ese puente. Eldredge termina la última línea en una nota baja, luego se desliza una octava o más hacia arriba de regreso al tercer coro. La única vez que ese efecto vocal se ha utilizado anteriormente en un éxito country es probablemente Garth Brooks Aint Goin Down (Til the Sun Comes Up). En el caso de Eldredges, la diapositiva se extiende seis segundos a voz completa y se agrega al final de la frase anterior.

Hable acerca de contener la respiración durante mucho tiempo, dice Eldredge.

No sé cómo va a hacer eso en vivo, agrega el productor Ross Copperman (Dierks Bentley, Jake Owen).

El segundo puente hace referencia a Born to Run de Bruce Springsteen y Here Comes the Sun de The Beatles, intercalando Coincidencialmente me puse las gafas de sol, la primera línea de Chillin It de Cole Swindell, aunque ninguno de los escritores hizo referencia intencional a esa canción. Armaron una cinta de trabajo rudimentaria para iPhone después de terminar la canción antes del plazo de una hora, luego se la enviaron al ingeniero y músico Andy Skib, quien supervisó la demostración.

Tomó una cinta de trabajo realmente ordinaria, dice Douglas, y la transformó en oro.

La demostración fue tan buena que Copperman usó el núcleo de esa sesión como base para el producto final.

El atractivo de la canción era la locura, así que quería mantener todas esas cosas salvajes y locas como cohetes, dice Copperman.

Los músicos de seguimiento tocaron junto con la demostración en los estudios Southern Ground de Zac Brown en diciembre pasado, en lo que fue la sesión final antes de las vacaciones para muchos de los participantes.

No había más presión que la de divertirse, dice Eldredge. Esa es la [esencia de la] canción. No te preocupes por cómo se supone que debe sonar en un disco, solo diviértete con eso.

El baterista Fred Eltringham colocó un kit real sobre la percusión programada y creó una atmósfera amplificada para el resto del equipo.

Es como un animal salvaje cuando toca la batería, dice Copperman. Sabía que él simplemente aplastaría todo este ritmo.

Eldredge proporcionó algunas contramelodías adicionales mientras hacía sus propias voces de fondo, y él, Copperman, Douglas y Skib contribuyeron con las voces de la pandilla. En la nota final, Eldredge soltó ¡Corten! casi como un director de Hollywood ladrando órdenes en el plató y, aunque no tenía rima ni razón en ese momento, se quedó en la versión final.

Es como una película de locura de tres minutos, y quieres volver y ver esa película otra vez, dice Eldredge.

Somethin Im Good At hizo su debut en concierto el 16 de febrero en Huntington, W.Va., con la multitud retomando el ritmo a pesar de su falta de familiaridad. Lanzado a la radio a través de PlayMPE el 24 de febrero, fue el sencillo más agregado esa primera semana y registró el debut más alto de su carrera en el No. 32 en Country Airplay.

Su ascenso continuo sugiere que la audiencia ha aceptado su postura extraña, ya que la canción abraza riendo al antihéroe que todos llevamos dentro.

Mi propósito en la vida es conmover a la gente a través de la música y decirles que está bien estar un poco fuera de lugar, dice Eldredge. Todos estaban un poco apagados.

Video: