Seleccionar página

Durante 20 años, los músicos afganos, desde orquestas clásicas hasta chilladores de death metal, construyeron metódicamente una escena musical con instrumentos donados o importados, algunas estaciones de radio y algunos estudios de grabación de bricolaje.

Luego, los talibanes recuperaron el control en agosto, y el régimen religioso indicó que tomaría medidas enérgicas contra los artistas que tocaban música secular. Los músicos se escondieron esperando huir del país, como lo hicieron decenas de artistas y profesores del Instituto Nacional de Música de Afganistán a principios de este mes.

Explorar

Explorar

Rig veda

Vea los últimos videos, gráficos y noticias

Vea los últimos videos, gráficos y noticias

Uno de los que huyó fue Metal Sam, de 20 años, que toca la guitarra en la banda de metal afgana Rig Veda. Sam (nombre real Mohammad Samim Noorzai) y su familia de nueve miembros llegaron a Qatar el 3 de octubre en avión desde el Aeropuerto Internacional de Mazar-i-Sharif. Aceptó una entrevista telefónica con Nosotros ; vea la conversación a continuación.

¿Dónde estás?

Estoy en una base militar estadounidense en Qatar. Es una base aérea.

¿Cómo pudiste subir a un avión para salir de Afganistán?

Tenemos alguna conexión con mi hermano, un exdiplomático del Ministerio de Relaciones Exteriores en Afganistán. Tenía un amigo allí de los EE. UU., y era realmente una posibilidad remota. Había 380 personas en el avión dos. El avión uno salió un poco antes, pero el nuestro se retrasó un poco por algunos problemas burocráticos. Los talibanes no permitían a las personas con sus identificaciones [de Afganistán], solo a las personas con pasaportes. Tuvimos que esperar a que entrara el resto de nuestra familia.

¿Cuánto tiempo esperó el vuelo?

Estuvimos juntos durante un mes entero. Fue en un hotel. Era como una prisión. La espera fue muy larga y muy aburrida. No sabíamos lo que iba a pasar. Estábamos esperando un futuro incierto. El día que fuimos al aeropuerto, estuvimos allí por la mañana alrededor de las nueve o diez, y esperamos hasta la noche. En el último momento, fue aprobado.

Relacionado

Huyendo de los talibanes, los músicos en Afganistán enfrentan un futuro incierto

¿Eres libre de moverte ahora en Qatar?

No, pero estaremos en los EE. UU. poco después de que finalice la vacunación. Ya nos vacunamos de la varicela. Estamos esperando nuestra vacuna Covid más tarde. Dos semanas más, supongo.

¿Qué pasa con el resto del Rig Veda?

Uno de nuestros miembros sigue ahí abajo. Estamos buscando sacarlo a él también. Pero dos de nosotros, yo y mi hermano, Mohammad Safi Sina, de 27 años, estamos aquí ahora. Planeábamos reagruparnos y continuar con nuestra música. Y podemos hacer un documental sobre esta evacuación.

¿Qué pasó con los instrumentos de tu banda en Afganistán?

Las destruí simplemente las tiré, por la ventana [incluida] mi primera guitarra, la que tanto amaba.

En WhatsApp, tu perfil muestra el logo de Slayer. ¿Cuándo los descubriste?

Tal vez [edad] 13 o 14. Los encontré a través de YouTube. En 2019, mi hermano preguntó: Oye, ¿por qué no empezamos nuestra propia banda? y yo respondí, sí, ¿por qué no? Empezamos a buscar instrumentos, y no puedes encontrar instrumentos de calidad en Afganistán. Así que los trajimos de la India. Tuvimos que esperar un año entero.

¿Algo que quieras agregar?

Todavía hay personas en Afganistán que buscan evacuaciones. Apreciamos todo el arduo trabajo que han hecho estas personas, los organizadores, el gobierno de los Estados Unidos. Y no podemos esperar para rockear en Estados Unidos.

Video: