Imagen de categoría

Palo Santo

url

Igual que un trozo de Palo Santo. Jóvenes recibimos las llamaradas de la vida, las apagamos con el aire, al pasar de nuestro movimiento, y desprendemos el Humo Sagrado a modo de respuesta. Es nuestra esclavitud humana, en esta cárcel del Samsara la que va dejando el trozo de vida, de Palo Santo, cada vez más corto. Ese Humo Sagrado que va costando responder, contestar en los cruces de caminos, […]

Leer más

Esta noche

A volar

Esta noche escribiría sobre tu cuerpo. Sin palabras, sin frases ni párrafos, pero sí con acentos, con énfasis, resaltando cada mensaje, entrecomillando mi conducta, poniendo guiones en los bordes de tu cuerpo para seguir escribiendo aún más abajo. Le pondría un título en letras mayúsculas a tu boca, y la destacaría sobre toda la maravillosa prosa que le precede. Dibujaría corchetes en tu lindo y espigado cuello y derramaría algunos […]

Leer más

Sería capaz

10492271_764576453564752_2869516288588716718_n

Sería capaz de amarte hasta que me odiases. Sería capaz de odiarte hasta que me rindieras pleitesía. Sería capaz de leerte cada noche un relato, en cada caricia que me regalases. Sería capaz de tender tu ropa prestando atención sólo a tus braguitas. Sería capaz de imaginarte con ellas, y de arrancártelas muy despacio. Sería capaz de hacerte café cada mañana, a cambio de tus buenos días y de un […]

Leer más

Ángeles de verdad

Creating-A-God

Tengo un ángel por amigo. Un amigo que es un ángel. Ángel, mi amigo. Con él tuve la oportunidad de seguir creciendo mucho más en este maravilloso mundo sensorial. Me descubrió a Jiddu Krishnamurti, y aunque bastaría sólo con su amistad para agradecer a la vida el haberlo conocido, esos pequeños grandes descubrimientos son regalos divinos dentro del regalo que es su amistad. Ayer me envió esto al correo. Disfrutad, […]

Leer más

Límites humanos

barco

Aquella noche me di cuenta de que mi imaginación, por mucho que yo la tenga en los altares, tiene límites. Acudí al punto acordado con esa puntualidad de la que me gusta hacer gala, mientras mi imaginación seguía y seguía con el lápiz en la mano intentando esbozar unos ojos, una comisura coqueta, unas manos lindas o un caminar de dama. Llegó tarde, no demasiado, sólo lo justo para no […]

Leer más

Para Be…

siesta-aaron-blaise

Sin complejos, sin dobleces. Un cohete prendido del cielo que no cae desde aquellas maravillosas horas en tus brazos. Puedo parar mi caminar, secar mi frente de sudor y contemplarte siempre cogida de mi mano en la sombra que nos acompaña en el suelo. Mi leona voraz, insaciable, porque así entienden los felinos el amor, la vida, el impulso. De una luz tan clara que se presiente, que se intuye, […]

Leer más

Mi niño “shico”…

Ondas

Caen una tras otra, dispuestas a hacerme sentir mientras sueño. Rodean un momento cualquiera, vulgar si me apuras, en el que cualquier cosa puede estar ocurriendo, pero ella, toma el foco de atención. Como una llamada de atención díscola que se hubiese escapado de entre mis mal llamados momentos de calma. Lo turba todo, como una onda en cualquier charco después de unas pocas gotas de lluvia. Al final todo […]

Leer más

Hacia tu boca

lips

Hace ya unas horas que se fue el Sol. Comienzo a escribir estas líneas justo antes de que la aguja del segundero le diga al calendario que pase un numero más. Y es que no quiero dejar pasar el día sin grabar como se merece, con lo que humildemente sé, el epílogo de un día vasto y anodino, que tuvo un bis inesperado. Hueles a tu sonrisa, te pareces a […]

Leer más

Universos

eso1329d

Nos levantamos. Una ducha rápida, dientes y a la calle de nuevo. Allí nos colocamos nuestro aislante maravilloso, ese cablecito demoniaco terminado en un extremo por dos auriculares y en el otro por un mini jack desde el que transportamos la música que nos ayude a colorear la vida de nuestro tono favorito. Nos sentamos apresurados en el primer asiento que vemos libre en el metro, el autobús, y viajamos […]

Leer más

Remiendos

castillo-naipes

Las cosas que se remiendan, terminan siendo cosas remendadas. El remiendo siempre estará ahí, como una señal de stop antes del cruce. Resulta inútil pensar en la imagen anhelada, porque por mucho que lo intentemos, el remiendo siempre salta a la vista. Ya no quiero más remiendos, ni reciclados. Volveré a pensar en mi castillo de naipes, esta vez, con una baraja nueva.

Leer más