Hoy no soy yo

Hoy no soy yo el que te cuenta, el que te dice, el que te adula o halaga con torpes palabras. Intentos infructuosos por hacerte llegar un mensaje, una pasión. Pretensión humilde para que me lleves contigo allá donde te encuentres, desnuda del tiempo o la distancia, siempre conmigo.

Hoy me dio por “flojear” en mis intentos, por pedir ayuda a los maestros y no caer, si así fuese, en ningún error de principiante. Porque eso es lo que siempre seré mientras permanezca a tu lado. Un tembloroso neófito lleno de sueños, que se escapan por mi boca debido a mis ansias de ti, de tu cuerpo inmenso, de tus labios fijos en mi cuerpo.

Y por eso, hoy no digo más. Hoy no soy yo el que te cuenta, dice, adula o halaga, no, hoy se lo dejo a otro.