Nuestro puente

¿Existe un puente entre los dos?
Espero, deseo, siento y anhelo su existencia.

¿Estarás sintiendo esto mismo que siento yo, motivo y provocación para estas palabras?
No hago otra cosa que desear que me sientas.

¿De dónde sale esta bendita locura?
Desde la nada, desde la inmensidad de un sentimiento tan puro como el primer amanecer de los tiempos.

¿A quién puedo preguntar por tus días, por tus noches?
Le pregunto a él, a mi corazón, por miedo a otra respuesta que no sea la que necesito.

¿Cuánto más nos haría falta para saltar el miedo y romper nuestras cadenas?
Poco, nada, tu presencia, tus labios…

3 comentarios en Nuestro puente

Deja tu conjetura…