Los labios de la noche se fundieron con los míos, para curar mi pobre corazón, que está partido.

La luna Luna que tú me pidas, la lunita te daré. Estrellitas del cielo para tu pelo, y para mi sed… Y para mi sed tus labios, terciopelo, fuego y miel.

De caramelo, tus labios de caramelo. Y los míos para probar la dulzura de tus besos ¡Ay tus labios, tus labios, tus labios de caramelo!

Aunque no vivo en Granda, yo siento la Alhambra. Mucho más siento estar fuera cuando tú me llamas.

Yo siento la Alhambra, Mucho más siento estar fuera cuando tú me llamas.

Cuando tú me llamas.

¿Te ha gustado?